Gestion de los cultivos de frutales con calor estival

Las altas temperaturas durante los periodos estivales pueden afestar significativamente los cultivos de frutales.

Estos efectos pueden ser DIRECTOS ó INDIRECTOS y suelen comprometer el crecimiento de las plantas. Algunos cambios que se producen en las plantas debido al calor incluyen:

Alteraciones fisiológicas: Las altas temperaturas afectan procesos como la respiración, la estabilidad de las membranas y el desarrollo de las plantas. Admás, influyen en la demanda evaporativa del aire y el balance de energia de las hojas, lo que impacta en los estomas y el intercambio gaseoso.

Cambios anatómicos y morfológicos: Las células pueden reducir su tamaño, la conductancia estomática disminuye y los estomas se cierran. También se producen cambios en la permeabilidad de las membranas y en la densidad de ESTOMASy TRICOMAS.

Efectos en el sistema radicular: El crecimiento y la respiración de las raíces están relacionados con los de la parte aérea. Por lo tanto, el ESTRÉS por calor afecta el sistema radicular.

Para mitigar estos efectos, se recomienda:

  • Controlar el manejo del nitrógeno.
  • Incrementar los niveles de calcio, potasio y magnesio.
  • Mejorar el sistema radicular mediante citoquininas.
  • Utilizar productos desestresantes como aminoácidos y extractos de algas.
  • Controlar plagas y enfermedades intensificadas por el calor.
  • Por tanto, los agricultores deben estar atentos a estos desafíos y aplicar prácticas adecuadas para la protección de los cultivos mientras hayan altas temperaturas